16 abr. 2013

Opinión de lectora argentina de la novela DULCE ARPÍA:


Dulce Arpía   

Opinión
  

            Lady Clare Stanton, es muy pero muy arpía, como he visto pocas veces en una protagonista, es caprichosa, manipuladora, egocéntrica, casi sin escrúpulos, todo esto con un fin, convertirse en una gran dama de la sociedad. Se cree enamorada de Anthony y ha puesto su miras en él. Cuando no se sale con la suya por circunstancias bastantes truculentas para la época, no duda en tomarse venganza a través de una carta, que mucho más adelante en la novela tendrá sus consecuencias.


Julián, Conde de Strafford es un hombre que se ha insertado en la sociedad a través de un hecho fortuito y que involucra a Anthony. Es un hombre que prioriza el bienestar de sus familiares, entre ellos a su sobrino y a regañadientes toma la decisión de casarse con ella, después de que le presionara y chantajeara, pero dá por sentado que sólo será una solución transitoria.

En el transcurso del relato podemos ver como ella sigue con sus mañas y él trata de neutralizarla todo el tiempo, hasta que los dos se enamoran del otro. Ella produce un cierto rechazo por su personalidad y por momentos uno piensa “no escarmienta, vuelve a las andadas”

       
La novela tiene una buena narrativa, en un español neutro que hace que no moleste su lectura con términos muy localista y que todos los que hablamos el idioma podemos entender sin tener que recurrir al diccionario para saber el significado de algún término que en los distintos países de habla hispana pueden tener distinta acepción. Su lectura es ágil, muy llevadera y por momentos te hace reir. Estas ansiosa por saber que otra cosa se le ocurrirá a Clare (la que por cierto no tiene límites) y como reaccionará Julian.

Sólo por mencionar algo que no es tan positivo en la narración son algunos términos que a mi entender son muy modernos para haber sido utilizados en una novela en el contexto de esa época: “sexy” “no eres mi tipo” “patatús” “perra” “zorra”, en realidad no me consta que en aquella época no se usaran pero me parecen más expresiones del idioma de los últimos tiempos.

           

Felicidades Lucinda, valió la pena esperar tanto tiempo para leerla

           

1 comentario:

Almudena Caballero dijo...

Buenas tardes!
Soy Almudena, la hija de José María Caballero, quería agradecerte en primer lugar por escribir historias tan bonitas, ya que a gracias a personas como tu, muchas personas podemos disfrutar de libros como este que nos hace soñar e imaginar cosas inexistentes, además de disfrutar de la lectura. Te animo a que sigas escribiendo y que sean tan originales y románticos. También animo a aquellas personas que le gusten leer a que lo lean, porque no se arrepentirá.
Un saludo.