7 mar. 2013

MI NUEVA NOVELA QUE VERÁ LA LUZ EN MAYO

SEMPRE LIBERA (Siempre libre):

Gades es la esclava del romano que asolo su ciudad, Baelo-Claudia, del hombre que asesinó a sus amigos, familiares y conocidos. A todos excepto a su padre, Tiro, uno de los últimos fenicios que aún pervivían en Hispania y que se libró de la matanza debido a un repentino viaje. Ella odia a su dueño a pesar de que nunca ha sufrido malos tratos por parte de este, dejándola al cuidado del administrador de la villa, un anciano liberto llamado Orseis, quien se hizo cargo de ella y la pequeña Claudia, a la cual Gades se siente obligada a proteger. Ha visto pasar los años soñando que su padre algún día logra encontrarlas y rescatarlas de la esclavitud y por ese motivo no se siente tan desdichada, hasta que la bestia, nombre con el que identifica al romano que es dueño de su vida, aparece de nuevo en su camino y se fija en ella.

Marco Valerio, de origen plebeyo, regresa a casa convertido en Pretor. Después de incontables hazañas en el campo de batalla, de conquistar nuevos territorios y hacerse un hueco entre la clase patricia, decide tomarse un tiempo de descanso en busca de un poco de paz y tranquilidad. Tal vez una mujer que lo entretenga y pasar las noches contemplando sus viñedos, nada pretencioso. Sin embargo los dioses parecen encantados de jugar con él al hacerlo desear con una intensidad desconocida a una de las esclavas hispanas que no recordaba tenía en su casa y que ha intentado matarlo.

Surge entre ellos una extraña relación entre amo y esclava, hombre y mujer, enemigo contra enemigo. Desde un primer momento él le hace ver que tiene el poder absoluto sobre su cuerpo y su persona, aunque ella no se lo pone fácil, y a pesar de tener que someterse a los deseos del romano, siempre consigue hacer algo que le proporciona una pequeña victoria entre esa lucha de voluntades. Marco descubre la verdadera identidad de la joven y, a pesar de que se ve obligado a libertarla, su corazón se niega a dejarla marchar.

Toda esta historia se desarrolla en pleno siglo II a.C., entre Hispania y la península itálica, con la primera revuelta de esclavos protagonizada por el padre de la joven, quien había sido esclavizado mientras iniciaba la búsqueda de su hija. Intrigas, malentendidos, asesinos que no lo son, inocentes que se descubren como culpables, esta es la historia de un romano, una esclava hispana, un amor y un odio, de Marco y de Gades. Destinados a amarse, condenados a enfrentarse.

2 comentarios:

Flashia dijo...

Me atrae mucho, estaré atenta a la publicación.

¡Un beso!

... dijo...

GRACIAS GUAPA